Recursos para los profesionales sanitarios

Recomendaciones

1. Retos para el enfrentamiento de la situación actual

La situación actual que se está viviendo es inaudita y por este motivo es más que normal que se generen emociones negativas y otros efectos que antes no se habían experimentado. No hay recetas ni pasos estandarizados que debemos seguir para poder afrontar de una manera asertiva todo lo que está pasando, aún así, poner atención y conciencia en nuestras emociones, en nuestro estado psicológico, ventilar y explorar de forma introspectiva , puede ayudarnos a hacer frente a la adversidad que se nos presenta.

Cuando nos encontramos en una situación que nos viene de nuevo, se activan los mecanismos de alerta y de afrontamiento que hemos utilizado a lo largo de nuestra vida. A veces sin embargo, la situación en sí nos supera y nuestros mecanismos no son suficientes para poder sobrepasar la adversidad. Las amenazas están, pero a veces nos pueden remover emocionalmente, haciéndonos sentir impotentes, rabiosos, tristes (…), y la mala gestión de estas emociones nos podemos llevar a conflictos tanto internos como externos, peleas, discusiones familiares , llanto, ataques de angustia y pánico, dificultades en la comunicación y en la empatía hacia los otros, sensación de ser incoherente (…).

Su profesión, a pesar de tener una parte técnica y de acción (indispensable en este momento) no puede desprenderse del contacto entre personas (tanto entre profesionales, como con los pacientes y sus familias), ya la vez este contacto, esta comunicación , no puede desligarse de la parte emocional, de la gestión de las emociones de los pacientes, familiares y equipo, y como resultado de esta interacción, de la afectación a nivel personal.

La su tarea es más que fundamental en estos momentos. Ahora más que nunca es esencial re conectar, reencontrar el sentido por el que está aquí, haciendo tu trabajo, ayudando a todos aquellos que lo necesitan, brindando esperanza y consuelo y acompañando en lo posible, las personas que realmente necesitan vuestra presencia.

Por este motivo es de gran importancia poner conciencia y trabajar los estados emocionales de cada uno de nosotros, para poder protegernos y adaptarnos al contexto actual.

Lluïsa Salvanyà
Psicóloga Equipo EAPS Fundación Hospital

2. Gestión emocional

“Los profesionales sanitarios desempeñan su labor en contextos de ayuda a personas que se enfrentan a situaciones vitales altamente emocionales y estresantes, con una gran demanda hacia los profesionales tanto técnica como emocional”.

Cherniss, 1980

 

El agotamiento emocional y la sensación de no poder más se relaciona de una manera clara con la alta demanda de atención, la alteración de las condiciones necesarias para una atención de calidad y por las bajas médicas de sus compañeros. Ante esta situación, es importante, en primer lugar, reconocer este sentimiento y aceptarlo como natural, parar algún momento durante el día, hacer ejercicios de estiramientos posibles en el espacio de trabajo (espalda, nuca, brazos. ..), cerrar los ojos o poner la mirada perdida, puede ayudar a disminuir el cansancio cuando no se puede disminuir el ritmo de trabajo. En este caso, el apoyo entre compañeros es necesario; gestionarnos y organizarnos entre sus compañeras y compañeros, es fundamental para sentir que no estamos solos ante todo esto, el sufrimiento y el malestar están, aunque son expresados ​​y gestionados de maneras diferentes. Aprovecha descansos para desconectar y hablar de otras cosas, no te dejes influenciar por los mensajes masivos relacionados con el Covidien-19.

Cuando pliegues de tu turno de trabajo, intenta desconectar (el máximo posible) de la información relacionada con la pandemia, sólo pone atención a los canales de información validados y fiables.

La angustia global es alta y nos influencia a todos. Intenta cuidarte al estar en casa, dedicarte a tus aficiones que te hagan sentir bien, para recuperar energía e intentar distraer la mente de todo el estrés y pensamientos relacionados con el trabajo.

El Yoga o la meditación ayudan a la regulación del sistema emocional y de la activación conductual así como poner más conciencia y conocimiento en los estados psicológicos internos.

Usar las TIC para conectarte con amigos y familiares con los que te sientas a gusto, con los que confíes, y sientas que puedes ventilar de manera segura y respetuosa.

 

Lluïsa Salvanyà
Psicóloga Equipo EAPS Fundación Hospital

3. Mal humor / Irritabilidad con las personas que atendemos

 

“Ser tolerante no significa que comparta la creencia de otra persona. Pero significa que reconozco el derecho de otro a creer y obedecer a su propia conciencia.”

Victor E.Frankl

Las situaciones de estrés comportan desazón y éste, irritabilidad y mal humor como respuestas normales tanto en los profesionales como en los familias. Es importante actuar de manera preventiva, es decir, “antes de reventar”. Poner conciencia en cómo nos sentimos justo antes de que la emoción nos supere, buscar aquellas líneas, umbrales, límites que cada uno tenemos. Identificar los pensamientos y los estados físicos nos ayudará.

Hay que mostrar comprensión y empatía con los pacientes y familiares, que están pasando por una situación vital muy dura nos ayudará con nuestro mal humor al tiempo que ayudará a que los pacientes y familiares tengan menos conductas hostiles por la propia irritabilidad. Las características del Covid-19 hacen que muchas de las personas que están en estado grave lo tengan que pasar sin sus seres queridos. Esto puede conllevar conductas hostiles en los paciente y / o familiares, que serán menores si mostramos empatía y comprensión de la situación, a veces es tan sencillo como escuchar y no confrontar o contrariar al paciente / familiar, a menudo el malestar disminuye cuando la persona puede exteriorizar su queja o preocupaciones. No nos pide que tengamos una varita mágica con la que podamos arreglar los problemas, sino que la escuchamos y acompañamos.

Lluïsa Salvanyà
Psicòloga Equip EAPS Fundació Hospital

4. Miedo al contagio

“Una reacción anormal a una situación anormal es el comportamiento normal.”

Victor E. Frankl

Experimentar miedo al contagio, tanto propio como de transmisión a nuestros seres queridos es una reacción muy frecuente. Este sentimiento puede traducirse en conductas más o menos conscientes de evitación de personas con la enfermedad o posibles portadoras del virus. Reconoce el sentimiento de miedo al contagio, es normal y natural … al hacerlo ayudaras a mantenerlo controlado. Mantenerse informado de manera actualizada sobre la enfermedad, las vías de transmisión y las medidas de protección ayudará a mantener el miedo bajo control y evitar juicios y conductas erróneas. Planifica las medidas de protección frente a la enfermedad por los miembros de la familia y pacta las normas para protegerse.

Nos encontramos en una situación límite, excepcional, todos los Hospitales tienen dificultades para garantizar el suministro de material, espacios y recursos en general para hacer frente a la amenaza.

Está intentando hacer lo que se puede con lo que tiene, y es una tarea realmente admirable. Sus pacientes y la sociedad ve el esfuerzo que está llevando a cabo, no dude que se sienten agradecidos de contar con vosotros.

Lluïsa Salvanyà
Psicòloga Equip EAPS Fundació Hospital

5. Dificultades en la concentración

“Cuando ya no podemos cambiar una situación, tenemos el desafío de cambiarnos a nosotros mismos.”

Victor E. Frankl

La capacidad de atención y concentración es una de las capacidades que se ven más afectadas en situaciones de alto estrés. Busca ratos para relajarte y hacer meditación. Si no tienes hábito, puede ser un buen momento para practicarlo. Busca tutoriales en internet que te ayuden. Identifica esta dificultad y siempre que sea posible deja pasar un rato. Cuando esta dificultad aparece es posible que el rendimiento baje hasta que no haya pasado un rato. Aprovecha para relajarte, antes de volver a probarlo.

Los equipos sanitarios sois los más importantes para hacer frente a esta crisis, cuidarse no es un lujo, sino una necesidad. En momentos de estrés es esencial aprender a calmar la respuesta fisiológica, cuando la mente se pierde en anticipaciones negativas del futuro, se produce una activación de la amígdala y es necesario calmarla llevando tu mente en el momento presente porque en este momento estás aquí, vivo, haciendo que tu tarea marque la diferencia en la vida de los demás.

Lluïsa Salvanyà
Psicòloga Equip EAPS Fundació Hospital

6. Comunicación de malas noticias

“Las habilidades de comunicación permiten controlar el desarrollo e intensidad de las alteraciones emocionales que aparecen en pacientes, en familiares y en los propios profesionales”

P. Arranz

La comunicación de malas noticias siempre ha sido una parte difícil y cumplida de afrontar por los profesionales. En este momento es más que habitual que nos impregnen sentimientos de culpabilidad y de impotencia que quizás nos llevan a brindar información difícil de comprender, evitar la comunicación emocional y la gestión de estas emociones, o incluso a no dar la información por miedo a la reacción del paciente y los familiares. La falta de habilidades en la comunicación nos puede llevar a crear malestar al paciente y familiares y nosotros mismos.

  • Utiliza un contexto lo más adecuado posible (tranquilo, seguro, calmo)
  • Descubre en primer lugar que sabe el paciente y los familiares.
  • Indaga que necesitan saber el paciente y los familiares.
  • Comparte la información (aceptando que será difícil y duro por el paciente y familiares. El choque emocional es inevitable).
  • Identifica acepta y responde a reacciones emocionales (el silencio es clave para poder hacer entender a la persona que puede expresar su emoción)
  • Planifica y da información de cómo se gestionará el caso (utilización de TICs o protocolos para trabajar el contacto y la participación de la familia).

No olvidar la gran experiencia que tiene a la hora de trabajar con pacientes diagnosticados con un pronóstico terminal o de enfermedad avanzada y recuerde que sois personas que acompañan a otras personas en momentos de dolor y sufrimiento, ojalá pudiéramos cambiar la situación y el contexto actual, pero cuando no podemos modificar lo que nos rodea tenemos que encontrar lo que sí podemos hacer y que marque la diferencia en los demás.

 

Lluïsa Salvanyà
Psicòloga Equip EAPS Fundació Hospital

7. “La comunicación puede ser dolorosa, la incomunicación… mucho más.”

“La comunicación puede ser dolorosa, la incomunicación… mucho más.”

P. Arranz

Para brindar información a los pacientes recuerda:

Validar: Escuchar lo que no está siendo dicho, los sentimientos y las necesidades que no se están expresando, empatizar con el sufrimiento del otro. No juzgamos, no somos insensibles a las emociones de los demás, no manipulamos con chantajes emocionales.

Preguntar: Preguntas abiertas y focalizadas “Que es lo que más le preocupa en estos momentos? ¿Qué cree que podemos hacer para ayudarles?

Escuchar: Escucha de manera activa, en presencia. La mente debe estar en el momento presente, no en nuestros pensamientos.

Empatizar: Sin juicio. Somos personas y todas sufrimos.

Reforzar: Centrar la atención en las habilidades y puntos fuertes de la persona, en todo lo positivo que puedes ver de ella / s.

 

Lluïsa Salvanyà
Psicòloga Equip EAPS Fundació Hospital